SINTETIZACIÓN DE LA MEDICINA CELULAR

SINTETIZACIÓN DE LA MEDICINA CELULAR

El primer reto, que fue superado con éxito tras años de reflexión y trabajo científico, fue obtener una sustancia sintética que tuviera una actividad similar al producto natural. Y afortunadamente la fracción aislada tiene un P.M. menor a los 1.000 Dalton. La experiencia ha demostrado imprescindible esa nula toxicidad, en la utilización del producto. Es evidente que el tratamiento de cualquier enfermedad autoinmune, debe conllevar una baja, o mejor nula yatrogenia. No sólo por seguridad en el uso de los fármacos, sino porque la agresión yatrogénica debilita aún más el sistema inmunitario, produciéndose un bucle fatal: inmunodepresión, yatrogenia, más inmunodepresión y así "ad infinitum".

Una vez sintetizados los componentes del macerado, hubo que comparar los efectos de los dos productos. Se observó que el preparado sintético presentaba una equivalencia de propiedades con su antecesor empírico. No obstante los esfuerzos por imitar sintéticamente el producto natural, se observó que en lo que a efectividad o actividad del fármaco sintético, ésta era algo menor en el tiempo que su precursor natural, el cual era activo por un período de tiempo más largo.

Al fin se obtuvo un Suero Intra Metabólico sintético de nula toxicidad y gran actividad terapéutica. Su principio activo está esencialmente constituido por aminoácidos de bajo peso molecular y de sales minerales, mezcladas en proporciones estequiométricas. La investigación demostró que el SIM sintético tiene una fabulosa capacidad para estabilizar el sistema inmunológico al actuar sobre el complemento, modulándolo, sin efectos colaterales ni respuestas indeseadas.

La presentación galénica es un líquido cristalino, bacteriológicamente estéril, estable a temperatura ambiente durante un período de 18 meses, aunque conservado en refrigeración, de 4º a 6º, su duración se alarga a 24 meses.